domingo, 7 de junio de 2009

El individualismo exacerbado.

De todos los males que el neoliberalismo ocasionó a nuestro país y a toda américa latina. La excerbación del individualismo y la perdida de noción de solidaridad es la más grave.
Los obscenos indices de pobreza y desigualdad que se ocasionaron en nuestro país y en toda la región de alguna forma son reversibles. O quizás más correctamente pasibles de ser revertidos a través de políticas adecuadas y una más justa distribución de la riqueza.
Pero aquí es donde empieza a tallar el "individualismo feroz" en que cayó nuestra sociedad. Tenemos toda una generación que creció mamando el consumismo exacerbado y el salvese quien pueda. Y estos son (de alguna forma somos tambien)los electores de los modelos a seguir.
Nos vemos diariamente bombardeados por la propaganda política que nos vende "candidatos" pero ninguna idea. Claro los candidatos son emergentes de esta sociedad individualista y salvaje, ni siquiera ellos tienen ( y es muy difícil que pudieran tenerlo) noción de proyecto abarcativo y común. Solo observamos lo que el el barrio diriamos "el autobombo".
Esto forma parte de la grave herida inflingida por la globalización neoliberal ( el llamado pensamiento único) a nuestras sociedades.
Es momento que recuperemos nuestra noción de sociedad. De sociedad humana, inteligente y pensante. Que volvamos a creer que las ideas y los sueños(las utopías) cambian el mundo y busquemos caminos de consensos reflexivos y maduros para poder acceder a un país inclusivo y mejor, donde el acceso a la educación, la salud y la justicia no sea un simple ejercicio declamatorio. Sanemonos de esta enfermedad de egoísmo, a través de políticas de estado comunes que tiendan al autentico desarrollo de nuestro país ese que permita a todos vivir un poco mejor. Dejemos de mirarnos unicamente nuestro ombligo y comprendamos que detrás del de muchos hay un estomago vacío.

4 comentarios:

  1. Es cierto, estamos en un ambiente donde el famoso "sálvese quién pueda" es moneda corriente, donde si vos no sos el que echan del laburo está todo bien, donde se mira para adelante pero tipo caballo, es decir avanzamos individualmente pero sin importarnos si hay gente pidiendo ayuda alrededor.
    Es horrible esta realidad. Dan ganas de llorar. No se puede creer dónde estamos parados. Y en medio de todo, los políticos como si nada pasara gastando dinerales en campañas, prometiendo lo que sabemos de antemano, no van a cumplir.
    Se ríen de nosotros, nos usan a nosotros y nosotros que seguimos tan ignoramentes como siempre, iremos religiosamente a votarlos porque es obligación. Una mamarrachada.
    Oportuno tu texto para retratar una realidad que nos choca y lastima.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. y el corazon sigue sangrando, que buen llamado a la reflexion Gustavo, yo sigo creyendo... Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  3. La falsa solidaridad es tambien un problema, el individualista usa esa necesidad de los demas para su beneficio, la explota, y cuando consigue lo que necesita, el poder "legitimo" otorgado por el pueblo ilucionado....todos sabemos lo que pasa.
    No hay que dejar de lado los ideales, sin embargo,...

    ResponderEliminar
  4. Soy utópica a morir!!!
    Sigo creyendo que se puede...Pero también soy consciente que es muy dificil ya que los aparatos políticos están armados de una forma tan cruel como impenetrable, y o sos como ellos o no entrás!!
    Por eso, cada uno desde su lugar debe generar ideas y soluciones para que quienes nos rodean puedan ver otras opciones, y que hay otras formas de HACER, diferente a lo que los políticos dicen y no hacen.
    Me encantó Gustavo!!!

    ResponderEliminar