lunes, 15 de febrero de 2010

Unos versos de Juanele para ustedes

«A la orilla del río...» - Juan L. Ortiz


A la orilla del río/un niño solo/con su perro./ A la orilla del río/dos soledades/tímidas,que se abrazan. / ¿Qué mar oscuro,/qué mar oscuro,/los rodea,/cuando el agua es de cielo/que llega danzando/hasta las gramillas?/A la orilla del río/dos vidas solas,/que se abrazan./Solos, solos, quedaron/cerca del rancho./La madre fue por algo./El mundo era una crecida/nocturna./¿Por qué el hambre y las piedras/y las palabras duras?/ Y había enredaderas/que se miraban,/y sombras de sauces,/que se iban,/y ramas que quedaban.../ Solos de pronto, solos,/ante la extraña noche/que subía, y los rodeaba:/ del vago, del profundo/terror igual,/surgió el desesperado/anhelo de un calor/que los flotara./ A la orilla del río/ dos soledades puras/ confundidas/ sobre una isla efímera/ de amor desesperado./El animal temblaba./ ¿De qué alegría/ temblaba?/ El niño casi lloraba./ ¿De qué alegría/ casi lloraba?/ A la orilla del río/ un niño solo/ con su perro. De El aire conmovido, 1949.

4 comentarios:

  1. " Dos soledades se abrazaban"..
    MUY BUENO!...
    Qué buena descripción de de la crecida!
    Un beso
    Adriana

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por acercarnos estos versos tan sencillamente hermosos.

    Un abrazo.



    John W.

    ResponderEliminar
  3. tenia q gustarte juanl

    ResponderEliminar
  4. Gustavo...

    con que sencillez nos deja estos sentimientos tan intensos... como si fuera un viento dulce que peina los cardos!!!

    precioso!!
    gracias por acercarnos esta belleza!!

    hermosos días amigo querido!!!

    beso!!!

    ResponderEliminar