martes, 13 de marzo de 2012

Desastre Natural

Hoy estoy bien. Antes de irse mi vecino me contó de donde sacaba los alimentos, descubrió una entrada al depósito del supermercado derrumbado de la calle Belgrano, a la madrugada cuando fui había un poco de agua, pero no más de diez centimetros, es un secreto si los otros se enteran, invadirán el lugar y no quedará nada. Por eso me encierro. Acompañé a Castaño y a los hermanos Karlic anoche hasta el borde del arroyo, que ahora tiene más de 5km de ancho, se lo escucha rugir, de noche asusta más. Fuimos de noche porque las patrullas de municipales y policías son peligrosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario