lunes, 7 de octubre de 2013

Teatro: Comentario sobre " Soledades". Compañía Municipal de Teatro La Fábrica. (Nogoyá)



Comentario sobre “Soledades” de la Compañía de Teatro La Fabrica


El Domingo concurrí  a la Asociación Cultural a ver la Obra de Teatro “Soledades” interpretado por la Compañía de Teatro  La Fábrica, con la dirección de Adolfo Recchia y protagonizada por el mismo director, Norma Espiñeira y Leonardo Zapata.
La obra se trata de una adaptación de dos obras cortas de Griselda Gambaro:
“El Nombre” (1974) y “Decir Sí” (1981)  Creo que las fechas por sí mísmas hablan del contexto en que dichas obras fueron escritas (contexto social, político, cultural). No seré yo quien descubra a una autora multipremiada, perseguida por la dictadura y de una larga trayectoria, que mereció más de un análisis por gente realmente calificada en la materia. Si es menester aclarar que se trata de un teatro novedoso, rupturista (al menos en su momento) con el costumbrismo y el realismo. Recurre a elementos del absurdo y del grotesco, para lograr disociar la realidad espacial de la discursiva. (Como herramienta para promover la reflexión y la extrapolación a realidades más amplias)
La puesta en escena me pareció realmente impecable. Dos obras en escena, no es lo habitual en nuestro medio, y es un gran mérito de la dirección.   La iluminación sencilla, pero cuidada, centra la atención del espectador en cada  interpretación paralela y alternante, quedando la otra como detenida en el tiempo en un entorno de penumbras.
El monólogo de la protagonista de “El Nombre”, por la propia dificultad que un monólogo presenta en lo que es mantener la atención del público,  me pareció sobresaliente. Espiñeira se  mimetizó con el personaje y nos hizo sentir esa anomia que relata el discurso, esa rebelión larvada y nunca concretada que expresa el cuerpo.
Recchia y Zapata, brillan en  “Decir Sí” (palabra que llamativamente casi no se usa en el texto)  una reflexión sobre el poder. Dominador y dominado, obviamente su interacción.
La coreografía sencilla, indispensable, como lo requieren éstas obras.
Sonido correcto, cuando fue requerido.
Al salir del teatro tuve la sensación de haber visto una gran obra.  Fruto de un esfuerzo importante de nuestra gente, que se animó a tomar un teatro difícil, escapando también al costumbrismo y la comedia.
Me queda felicitar a los responsables de esta puesta en escena y recomendar fervorosamente  la misma.  La magia del teatro otra vez se hizo presente.




                                                                               Gustavo Cresta.
Nogoyá,  7 de Octubre de 2013


No hay comentarios:

Publicar un comentario