Desastre Natural

Alrededor de las tres de la tarde asomó el sol. Por la noche el viento fue intenso nuevamente. Con las aberturas rotas los únicos lugares donde me siento protegido es en los rincones, sobre todo los que se forman con el muro de la pared sur.  La lluvia no fue muy abundante, las goteras en mi dormitorio fueron las habituales.
Ahora, algunos dicen que Castaño está vivo...

Entradas populares de este blog

Interpretaciones

Un poema de Juan Manuel Alfaro para ustedes